En el día a día de una pescadería y marisquería en Soto del Real nos encontramos con personas que desconocen a qué nos estamos refiriendo cuando hacemos mención a los pescados de roca. Es una categoría que alude a un conjunto de especies y variedades con determinadas características comunes, pero también con grandes diferencias entre sí.

La característica que debe servir para integrar a todos los peces incluibles en esta categoría de pescados de roca se halla en el lugar en que estos viven o por el que estos merodean en orden a encontrar alimento, que no es otro que el de las profundidades de los ecosistemas litorales, donde encuentran abundante alimento y unas condiciones óptimas para su desarrollo. Al vivir en este punto intermedio entre alta mar y tierra firme, a lo largo del que avanzan por lo general largos roquedales, gran parte de estos peces ha desarrollado una increíble capacidad de camuflaje, adquiriendo tonalidades semejantes a las propias del lecho donde pasan su vida.

Ahora bien, basta con visitar una pescadería y marisquería en Soto del Real para advertir, como dijimos, que dentro de esta categoría nos encontramos con ejemplares que poco tienen que ver entre sí. De este modo, pertenecen a la categoría de pescados de roca tanto la morena y el congrio, especies alargadas y musculosas que se valen de las hendiduras de las rocas para esconderse a la espera de que alguna presa caiga en su trampa, como la dorada, el sargo o el pargo, que utilizan las rocas como caladero sin morar en ellas, como el mero, que, según el ejemplar, puede llegar a superar con facilidad los 25 kg de peso y que sí habita las rocosas profundidades marinas.

En Pescadería Vallinas somos expertos de la pescadería y marisquería con amplios conocimiento acerca de las distintas especies.